Ir al contenido principal

¿Han demostrado eficacia los tratamientos naturales en la artritis reumatoide y la fibromialgia?


En las últimas décadas el tratamiento de la Artritis Reumatoide (AR) y la Fibromialgia ha mejorado mucho gracias a la utilización de fármacos altamente eficaces en la medicina convencional (alopática) denominados "Medicamentos Biológicos".  Aunque por su nombre se presta a confundirlos como medicinas naturales, se les llama biológicos porque ya no son químicos, son productos extraídos con una ingeniería biológica. Son anticuerpos que van dirigidos contra diferentes moléculas que tenemos en el organismo y que favorecen la inflamación. Generalmente son muy costosos y una persona promedio no estaría en capacidad económica de costear un tratamiento de estos. Por eso, en Colombia, las Entidades Promotoras de Salud (EPS) las cubren cuando son avaladas por un reumatólogo.
 
Sin embargo, los enfermos suelen requerir este tratamiento farmacológico de por vida y tienen muchos efectos adversos, mismos que afectan la calidad de vida. Por esta razón los pacientes con AR y Fibromialgia a menudo acuden a la medicina complementaria buscando fuentes adicionales de alivio y/o tratamientos naturales que tengan menos efectos secundarios y que sean efectivos. 

Un 30–60% de los pacientes reumáticos utilizan algún tipo de medicina complementaria o alternativa.  El objetivo de esta revisión es valorar, con base en la evidencia científica actual, qué tratamientos de medicina natural o alternativa, ahora llamada Integrativa,  son los más efectivos y seguros.

Influencia de algunas Terapias Complementarias (tratamientos naturales) en el pronóstico de la AR y Fibromialgia:

1. Nutrición

La intervención nutricional se ha utilizado en pacientes con enfermedades inflamatorias crónicas. Específicamente, la intervención nutricional utilizada en pacientes con AR incluyó: 
a) ayuno supervisado (200–300 kcal / día) 
b) dieta mediterránea (pequeña cantidad de carne, pescado, más frutas y verduras y aceite de oliva)
c) dieta vegetariana

Hay evidencia de que el ayuno produce una disminución del dolor y la inflamación en pacientes con AR.  Sin embargo, la inflamación reaparece cuando el paciente comienza su dieta normal. Se ha demostrado que el ayuno seguido de una dieta vegetariana puede ayudar a los pacientes con AR. 

El efecto del ayuno seguido de un año de dieta vegetariana mostró una mejora significativa en la cantidad de articulaciones sensibles, la cantidad de articulaciones inflamadas, la puntuación del dolor, la duración de la rigidez matutina, la fuerza de agarre y algunas pruebas de laboratorio importante. Por eso es recomendable la práctica de los Ayunos Intermitentes.
Estos beneficios en el grupo de la dieta todavía estaban presentes después de un año y esta mejora puede mantenerse a través de un seguimiento adicional de dos años de dieta.

Se ha demostrado que una dieta mediterránea reduce la presión arterial, mejora el metabolismo de la glucosa, el perfil lipídico y disminuye la inflamación y el estrés oxidativo. 
En pacientes con AR, una dieta mediterránea disminuye el dolor, la rigidez matutina, el número de articulaciones inflamadas y también mejora la percepción del paciente sobre la enfermedad. 

2. Suplementos Nutricionales
Imagen de Steve Buissinne en Pixabay
a) Aceite de pescado
El aceite de pescado es rico en ácidos grasos poliinsaturados Ω-3 (PUFA), ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA), los cuales tienen propiedades antiinflamatorias. En la parte clínica tienen un  beneficio modesto sobre el dolor articular, la duración de la rigidez matutina y la actividad de la enfermedad. Se ha visto que los que toman aceite de pescado reducen el consumo de agentes antiinflamatorios químicos.

Deben tomarse con precaución en pacientes anticoagulados porque el aceite de pescado tiene propiedad antiagregante plaquetaria.

b) Aceite de oliva virgen
El aceite de oliva virgen contiene numerosos compuestos que ejercen potentes acciones antiinflamatorias y antioxidantes. Los principales componentes activos del aceite de oliva incluyen ácido oleico, ácido linolénico, ácido alfa-linoléico y componentes fenólicos. El ácido oleico se metaboliza en ácido eicosatrienoico (ácido graso omega-9) con propiedades antiinflamatorias similares a los ácidos grasos omega-3 del aceite de pescado. 

En varios estudios clínicos, los grupos de pacientes con AR que recibieron aceite de pescado, ácidos grasos omega-3 y aceite de oliva mostraron una mejora más precoz y acentuada de sus patologías.

c) Vitamina D
La vitamina D juega un papel en el mantenimiento del equilibrio del metabolismo del calcio y el fósforo. La deficiencia de vitamina D está relacionada con la osteopenia, que con frecuencia se asocia a la AR. Sin embargo, las funciones de la vitamina D van mucho más allá, ya que se considera un regulador del sistema inmunitario. Interviene en los sistemas inmunes innato y adquirido. 

Además, la vitamina D tiene cualidades antiinflamatorias a través de su capacidad para regular la producción de prostaglandinas. Hay varios estudios que concluyen que una ingesta insuficiente de vitamina D se asocia con un riesgo elevado de desarrollar AR. 

Los suplementos de vitamina D podrían tener un efecto en el tratamiento de la AR.  Estos se correlacionaron con una disminución del dolor y la Proteína C Reactiva en pacientes con AR. En los estudios efectuados no se informaron reacciones adversas relacionadas con la vitamina D. 

d) Probióticos
Foto de Karley Saagi en Pexels
Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren beneficios para la salud del huésped. La evidencia actual sugiere que los probióticos pueden desempeñar un papel terapéutico en enfermedades inflamatorias crónicas como la AR, sobre todo los que contienen el
Lactobacillus casei.  Sin embargo, la evidencia del uso de probióticos en humanos aún es escasa y se recomienda consumirlos sin exageración.

e) Hierbas Medicinales
Imagen de Couleur en Pixabay 
Las intervenciones con hierbas medicinales se definen como cualquier preparación de plantas (completas, polvo, extracto, mezcla estandarizada) utilizada con fines medicinales. Históricamente se han utilizado muchos tratamientos a base de hierbas para la artritis reumatoide. En su mayoría los productos medicinales a base de hierbas utilizados por vía oral tienen un mecanismo amplio de acción, como se ha mostrado en estudios in vitro.
Se ha demostrado que algunos medicamentos a base de hierbas interactúan con los mediadores de la inflamación y, por lo tanto, pueden usarse en el tratamiento de la AR.  Estos productos también pueden actuar como eliminadores de radicales libres y a través de otros mecanismos. 

Aunque aún no hay suficientes ensayos clínicos de alta calidad para corroborar la seguridad y la eficacia de las hierbas medicinales, he aquí algunos productos procedentes del arsenal herbolario que sí parecen tener una cierta utilidad terapéutica: 
* Harpagophytum procumbens (es una especie de planta herbácea de la familia de las pedaliáceas natural del sur de África, vulgarmente se le conoce como harpagófito o "garra del diablo" debido a la morfología de sus frutos, unas cápsulas leñosas recubiertas de espinas ganchudas y aceradas) ha demostrado una discreta eficacia analgésica 
*Urticaria dioica (La ortiga mayor (Urtica dioica), vulgarmente conocida como ortiga verde, es una hierba cosmopolita de la familia de las Urticaceae) tiene un futuro prometedor como fármaco antiinflamatorio al inhibir tanto la vía de la lipooxigenasa como la de la ciclooxigenasa
* Tripterygium wildfordii Hook F (TwHF), una hierba tradicional china medicinal, utilizada en millones de pacientes orientales, ha demostrado una intensa eficacia inmunosupresora y antiinflamatoria relacionada con la inhibición de la interleucina 2, el interferón gamma, el PGE2 y el óxido nítrico 9 
* Se sugiere el uso de Onagra, borraja, aceite de semilla de grosella negra (Evening Primerose, borage, blackcurrant seed oil) conteniendo Acido Gama linolenico en pacientes con Artritis Reumatoide.
* El extracto de jengibre reduce los síntomas de la artrosis de rodilla. 

Sin embargo, estos tratamientos no pueden competir con los fármacos sintéticos en caso de dolor importante pero sí pueden ser útiles en casos de dolor leve o como coadyuvantes asociados al tratamiento antiinflamatorio en casos de dolor crónico moderado-grave, permitiendo reducir las dosis de estos últimos y con ello minimizar sus posibles efectos secundarios.

La calidad de las hierbas medicinales puede afectar directamente su seguridad y eficacia. Las buenas prácticas de fabricación  son una de las herramientas más importantes para evitar la contaminación de los productos a base de hierbas. Si el fabricante mantiene buenas prácticas de manufactura, este problema es raro.

f) Actividad física
Foto de mentatdgt en Pexels
La inactividad física es el cuarto factor de riesgo principal para la mortalidad. 
Las personas que hacen más ejercicio tienen tasas más bajas de enfermedad coronaria, hipertensión, accidente cerebrovascular, diabetes tipo 2, síndrome metabólico, cáncer de colon, cáncer de mama, depresión y mortalidad por todas las causas.
La actividad física disminuye el riesgo de fractura y pérdida de densidad mineral ósea y aumenta la masa muscular, la fuerza, la potencia y la actividad neuromuscular intrínseca. 

Según las últimas pruebas, el ejercicio no se ha asociado con efectos nocivos sobre la actividad de la enfermedad, el dolor o el daño radiológico. Por lo tanto, la actividad física no empeora la AR y probablemente proporciona beneficios adicionales.
Sin embargo, la actividad física debe ser de bajo impacto articular para evitar el dolor y las lesiones musculoesqueléticas.

g) Terapias "Mente-Cuerpo"

* Tai Chi
El Tai Chi es un arte marcial chino que combina la meditación con movimientos lentos, suaves y elegantes, además de respiración profunda y relajación.

En diversos estudios clínicos, el Tai Chi parecía tener beneficios y también parecía ser seguro y efectivo para promover el control del equilibrio, la flexibilidad y la aptitud cardiovascular en pacientes mayores con afecciones crónicas. Por lo tanto, el Tai Chi puede beneficiar a los pacientes con AR que tienen fuerza, movilidad y comorbilidades limitadas (riesgo cardiovascular, osteoporosis y depresión). 

*Yoga 
El yoga modula la respuesta de sudoración al ejercicio dinámico y mejora la fuerza muscular respiratoria, la fuerza de la empuñadura, la resistencia y la flexibilidad de la empuñadura. 
Los resultados de estudios realizados en pacientes jóvenes con AR sugirieron que el yoga es un tratamiento complementario factible y seguro para los jóvenes con AR, lo que genera beneficios en el dolor, la discapacidad, la fatiga y el estado de ánimo. 

No se informaron efectos secundarios para el yoga en pacientes con AR.
 
*Meditación
Imagen de Shahariar Lenin en Pixabay 
La meditación incorpora una amplia gama de técnicas que ayudan a enfocar la atención y a generar un estado de autoconciencia y calma interior. 
La meditación puede aliviar el sufrimiento de los pacientes asociado con trastornos físicos, psicosomáticos y psiquiátricos, incluso puede reducir los factores de riesgo cardiovascular.
La meditación puede mejorar el dolor, ansiedad, depresión en pacientes con AR y fibromialgia.

* Oración
Ha sido analizada la eficacia de las oraciones continuas y se observó una mejoría significativa en cuanto a dolor, fatiga, situación funcional, dolor articular, inflamación y fuerza de prehensión de la mano en grupos de familias con enfermos de AR y Fibromialgia que oraban frecuentemente durante un período de seguimiento de 12 meses sin importar el tipo de religión que practicaban.

h) Acupuntura
La acupuntura es una medicina tradicional china donde se insertan agujas finas en puntos específicos del cuerpo para facilitar la recuperación de la salud y mejorar el bienestar. La efectividad o eficacia de la acupuntura se ha probado en ensayos controlados aleatorios con estándares metodológicos deficientes.

El mecanismo de acción en la acupuntura se asocia con un efecto analgésico por interacción con opioides endógenos y mediadores de serotonina. A pesar de estos estudios, la evidencia actual sobre la disminución del dolor debido a la acupuntura en pacientes con AR es escasa y no concluyente.

Dos estudios con un total de 84 personas fueron incluidos en una revisión Cochrane. Un estudio utilizó acupuntura y no se observaron diferencias significativas entre los grupos. En el segundo estudio, usando electroacupuntura, se informó una disminución significativa en el dolor de rodilla en el grupo experimental en comparación con el grupo placebo. Sin embargo, los autores concluyeron que la mala calidad del ensayo, incluido el pequeño tamaño de la muestra, excluye cualquier recomendación. Pero la evidencia sugiere mejores resultados con la electroacupuntura.


i) Homeopatía
Los estudios realizados para evaluar la efectividad de los remedios homeopáticos para la artritis reumatoide han arrojado resultados confusos.

Un estudio doble ciego controlado por placebo , de 3 meses de duración y 46 personas, evaluó la efectividad de los remedios homeopáticos individualizados para la artritis reumatoide. Al inicio del estudio, dos médicos homeópatas evaluaron a todos los participantes y los recetaron. Después, fueron seleccionados de manera aleatoria para que recibieran ya fuera el tratamiento recetado o placebo, lo cual fue algo desconocido tanto para los pacientes como para los investigadores que realizarían la examinación. En comparación con el placebo, los resultados mostraron mejoría significativa en comparación al placebo entre los participantes que recibieron el tratamiento activo, más notablemente en el dolor y la rigidez.

Otro ensayo positivo, doble ciego controlado por placebo, de 111 personas con artritis reumatoide, evaluó la efectividad de un remedio establecido que contenía Rhus toxicodendron, Bryonia cretica, Strychnos nux vomica, Berberis vulgaris, y Ledum palustre . Los resultados mostraron que las personas en el grupo de tratamiento, en comparación con las del grupo de placebo, experimentaron una disminución significativa en la cantidad requerida de analgésicos y en su percepción del dolor.

En 1978, se publicó el primer estudio de homeopatía en pacientes con AR. Noventa y cinco pacientes con AR fueron aleatorizados para recibir ácido acetilsalicílico u homeopatía. Después de 1 año de tratamiento, el 42,6% de los pacientes del grupo de homeopatía y solo el 14,6% del grupo de salicilato continuaron. En el grupo de tratamiento se observó mejoría en el dolor subjetivo, índice articular, rigidez y fuerza de prensión.

En un ensayo doble ciego de 6 meses, se ingresaron 44 pacientes con AR que comparaban la homeopatía con un placebo. No hubo diferencias estadísticamente significativas entre los grupos. Fisher y Scott en otro estudio realizaron un ensayo controlado aleatorio para estudiar si la homeopatía era efectiva para reducir los síntomas de inflamación articular en la AR. Los resultados del ensayo no mostraron evidencia de que la homeopatía activa mejore los síntomas de la AR.

En conclusión, tenemos ensayos clínicos limitados con metodología adecuada para evaluar la efectividad de la homeopatía en pacientes con AR. Ninguno de los estudios publicados ha reportado efectos secundarios asociados con medicamentos homeopáticos. Siempre debe acudir a un médico titulado con estudios complementarios en Homeopatía para recibir el mejor beneficio de esta terapia.

j) Moxibustión
La Moxibustión es una medicina tradicional oriental, que utiliza el calor generado por preparaciones herbales a altas temperaturas y que contienen Artemisia vulgaris para estimular puntos de acupuntura y ha sido promovida como tratamiento de condiciones reumáticas múltiples.

Se analizaron más de 14 ensayos clínicos controlados que sugirieron que la Moxibustión no ha demostrado su utilidad para aumentar la respuesta al tratamiento en los pacientes con artritis reumatoide por lo que se decidió no recomendar esta intervención con un nivel de débil en contra.

k) Balneoterapia / Hidroterapia
Imagen de Veronica Bosley en Pixabay 
La hidroterapia / balneoterapia implica el uso de agua en los tratamientos y, en el caso de la AR, se considera la terapia más antigua. Las propiedades de recuperación y curación de estas terapias se basan en sus efectos mecánicos y térmicos.
La aplicación prolongada de calor y la presión ejercida por el agua transporta los impulsos que se sienten en la piel más profundamente en el cuerpo, donde son fundamentales para estimular el sistema inmunológico, reducir el estrés, estimular la circulación y la digestión, estimular el flujo sanguíneo, disminuir la sensibilidad al dolor y bloqueando el sistema nervioso simpático.

Una revisión Cochrane evaluó la efectividad de la balneoterapia para pacientes con AR. Se incluyeron nueve ensayos, que representan a 579 personas. La mayoría de los ensayos informaron hallazgos positivos, pero fueron metodológicamente defectuosos hasta cierto punto, y no se informaron retiros debido a eventos adversos. Otra revisión sistemática encontró evidencia de que el ejercicio acuático tuvo efectos pequeños pero estadísticamente significativos sobre el alivio del dolor y los resultados relacionados en la AR. 

l) Biodescodificación
La biodescodificación es una propuesta de la medicina alternativa que intenta encontrar el origen metafísico de las enfermedades, o su significado emocional, para buscar a partir de allí la forma de sanar.

Toda enfermedad tiene un origen emocional o metafísico, es decir, está causada por algún tipo de sentimiento que no se manifiesta como tal, y por eso se proyecta en el plano físico del cuerpo.

La biodescodificación no reemplaza a otro tipo de terapias o tratamientos, sino más bien que los complementa. 
Desde este enfoque, la AR está vinculada a un profundo desprecio de sí, a un odio o a una rabia inhibida desde hace tiempo, a una crítica de sí tan intensa que esto afecta la energía más fundamental de mi existencia
La apertura a nivel corazón es esencial si se quiere liberar todas las emociones que envenenan la existencia del paciente. Es necesaria la intervención de un terapeuta con gran experiencia en este manejo.


Terapias no comprobadas:

Algunas terapias complementarias parecen demasiado extrañas para ser verdad, y en muchos casos, lo son.

En general, al elegir un tratamiento, sea precavido con aquellos que dicen ser panaceas, que no traen consigo ninguna información o advertencia sobre efectos secundarios o, en el caso de las vitaminas y los suplementos, no muestran la lista de los ingredientes.

También sea cauteloso si un tratamiento se vale solamente de casos o testimonios como prueba, cita un solo estudio como prueba de su eficacia, asevera una tasa de éxito del 100%, se consigue únicamente por una fuente o afirma que se basa en una fórmula secreta.

Tres terapias populares, aún sin comprobar, que quizá haya escuchado incluyen:

Pulseras de cobre
Pasas remojadas en ginebra

Otros remedios populares como la Glucosamina, el Sulfato de Condroitin mas MSM (metilsulfonilmetano), Uña de Gato, el Cartílago de Tiburón no tienen suficientes estudios que los avalen en estas patologías.

Como siempre, consulte con su médico antes de intentar cualquier terapia nueva.

Conclusiones:
Algunas terapias complementarias pueden representar una oportunidad para mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes y en el futuro pueden integrarse en el tratamiento de pacientes con AR y Fibromialgia.

DR. FERNANDO RICO
Médico Familiar Bioenergético
Julio 2020


Referencias Bibliográficas:
1. ¿Have complementary therapies demonstrated effectiveness in rheumatoid arthritis? 
Nagore Fernández-Llanio Comella, Meritxell Fernández Matilla y Juan Antonio Castellano Cuesta
Reumatología Clínica, 2016-05-01, Volumen 12, Número 3, Páginas 151-157, Copyright © 2015 Elsevier España, 
S.L.U. and Sociedad Española de Reumatología y Colegio Mexicano de Reumatología

2. Terapias alternativas en reumatología. Usos y abusos
C. Alegre de Miquela
Unidad de Reumatología. Hospitals de la Vall d'Hebron. Barcelona.
Revista Española de Reumatología Vol. 29. Núm. 1.
páginas 1-3 (Enero 2002)

3. Medicina alternativa para el alivio del dolor: MedlinePlus enciclopedia médica
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002064.htm

4. Terapias naturales contra el dolor
ARTHRITIS FOUNDATION 2016
https://espanol.arthritis.org/espanol/combata-el-dolor/maneras-de-aliviar-el-dolor-y-la-inflamacin/

5. Guía de Práctica Clínica para la detección temprana,
diagnóstico y tratamiento de la artritis reumatoide
Guía N° GPC-2014-26
Ministerio de Salud y Protección Social
República de Colombia
http://gpc.minsalud.gov.co/gpc_sites/Repositorio/Conv_563/GPC_art_reumatoide/GPC_AR_COMPLETA.pdf

6. Evaluaciones Científicas de Remedios Homeopáticos para la Artritis Reumatoide
Last reviewed agosto 2013 by EBSCO CAM Review Board
http://therapy.epnet.com/nat/GetContent.asp?siteid=EBSCO&chunkiid=126644

7. Artritis Reumatoidea, Clinica Mayo
Mayo Foundation for Medical Education and Research
https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/rheumatoid-arthritis/symptoms-causes/syc-20353648#:~:text=La%20artritis%20reumatoide%20es%20un,coraz%C3%B3n%20y%20los%20vasos%20sangu%C3%ADneos.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La demencia senil y el alzheimer, se pueden prevenir?

!Hola! Voy a dar un conversatorio en línea totalmente GRATIS, donde hablaremos sobre la DEMENCIA SENIL y el ALZHEIMER ?✅ Encuentra la información para acceder AQUÍ: https://bit.ly/ConversatoriosDrRicoEn este conversatorio aprenderemos sobre:? Cómo prevenir la aparición de la DEMENCIA SENIL o el ALZHEIMER y cómo RETRASAR SU AVANCE en caso de que algún familiar ya padezca de estas dolencias.¡ESTO cambiará el FUTURO de tus seres queridos! Incluso más ahora que muchas familias están reunidas debido a la cuarentena.Hablaremos de varias investigaciones médicas que muestran cómo prevenir o retrasar el avance de estas desgarradoras enfermedades que nos afectan a nosotros y a nuestros familiares por igual.? Le recomendamos encarecidamente llevar un cuaderno de apuntes el día del conversatorio. Se dará información que vale "ORO PURO"¿Dónde? En línea - Desde la comodidad de tu casa.Lugar: En línea desde tu celular, tablet o computador.
Duración: 90 minutos aproximadamente
TOTALMENTE GRAT…

¡Un modo de vida saludable ayuda a reducir el riesgo de padecer demencia!

!Hola! Voy a dar un conversatorio en línea totalmente GRATIS, donde hablaremos sobre la DEMENCIA SENIL y el ALZHEIMER ?✅ Encuentra la información para acceder AQUÍ: https://bit.ly/ConversatoriosDrRicoEn este conversatorio aprenderemos sobre:? Cómo prevenir la aparición de la DEMENCIA SENIL o el ALZHEIMER y cómo RETRASAR SU AVANCE en caso de que algún familiar ya padezca de estas dolencias.¡ESTO cambiará el FUTURO de tus seres queridos! Incluso más ahora que muchas familias están reunidas debido a la cuarentena.Hablaremos de varias investigaciones médicas que muestran cómo prevenir o retrasar el avance de estas desgarradoras enfermedades que nos afectan a nosotros y a nuestros familiares por igual.? Le recomendamos encarecidamente llevar un cuaderno de apuntes el día del conversatorio. Se dará información que vale "ORO PURO"¿Dónde? En línea - Desde la comodidad de tu casa.Lugar: En línea desde tu celular, tablet o computador.
Duración: 90 minutos aproximadamente
TOTALMENTE GRAT…